Vivencias alrededor de un elixir rojo
Parte 3 de 3

Al poco tiempo le diagnosticaron  un tumor al lado de la hipófisis que desencadenaba altas secreciones de prolactina y leche, también vivió la ausencia de menstruación acompañada de la preocupación de no poder ser madre cuando lo decidiera, esto lo vivió por años, si por años, aunque no le fue impedimento para que se graduara como profesional en comercio internacional, finalmente superó ese sentimiento de “no ser suficiente” para sus padres y el tumor desapareció.

Esta difícil experiencia dejó huellas, así que desde el principio de su experiencia empresarial, empezó contratando principalmente mujeres y se trazó la meta de indagar con ellas cómo vivían su menstruación, adecuando ambientes al interior de su negocio, más allá de la sala de lactancia, organizó eventos en donde encontró que varias de las trabajadoras no la pasaban bien durante su menstruación, el rechazar su ciclo las llevó a comprender con sorpresa que estaban negando su feminidad.

Continuaron con actividades donde aprendieron a vivir y sobretodo  aceptar y agradecer ser mujeres, no sin antes indagar cómo la habrían pasado sus ancestras, entendieron por qué dos de ellas padecían endometriosis, durante este proceso vieron con optimismo cómo se salvaron de ser intervenidas quirúrgicamente al cambiar diversos aspectos de sus vidas.

Así como Sandra, Paola y Valentina, millones de mujeres a nivel mundial que menstrúan mes a mes (o al menos es lo naturalmente esperado), presentan una gama de posibilidades y vivencias que propician la desconexión con su cuerpo físico, emocional y espiritual. El llamado es a que más mujeres se den el permiso, a  través de expresiones de autoconocimiento y la exploración, para que se descubran como seres sanos y libres.

Después de los hogares, las empresas y todo tipo de lugares donde laboramos, son los espacios donde pasamos gran parte de nuestro tiempo, y es allí donde las mujeres también vivimos el ciclo menstrual. Si tomamos como base cinco días en promedio por doce meses, son sesenta días al año… ¿cómo los vivimos? ¿Nos apropiamos las mujeres de nuestra salud íntima? ¿Qué hacen las organizaciones para contribuir con un mayor bienestar de las mujeres?

Leer 2a parte de esta historia

Leer 1a parte de esta historia

Soymujer.co experiencias femeninas garantizadas

 

Diana Muñoz Daza                                                            #PoderCrearConectar

Apasionada del periodismo

Escribe sobre diversos temas femeninos

Cofundadora de Organización Soymujer.co

Ver su perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *